Podríamos decir que todos en nuestra vida hemos conocido una mujer emprendedora. Nuestra madre, abuela, tía, hermana; en cada familia seguro hay una mujer que aprovecha sus habilidades para proveerse y proveer. Y es que para ser emprendedora solo hace falta tener una buena idea, pasión para materializarla y conformar el equipo que sueñas.

Sin embargo, te preguntarás, ¿por qué, si en todas las familias colombianas hay una mujer emprendedora, el hombre sigue protagonizando el rol de emprendedor? tal vez falta de oportunidades, machismo… la idea de que solo tienes tiempo y energía para tu hogar, y muchas otras razones externas podrían justificar esto.

La verdad es que nada de estos condicionamientos culturales nos opacarían, si nosotras hubiésemos defendido nuestras capacidades, instinto y habilidades. Pero lamentablemente, nos dejamos convencer de que no podemos, no queremos, o peor aún, de que no somos.

Por esto, hoy aprovechamos el mes de la mujer para recordarte que en tiempos más difíciles, más sesgados por el machismo y la inequidad de género, contamos con una Policarpa Salavarrieta que lideró su revolución hacia la libertad de toda una nación. O para no ir tan lejos en la línea del tiempo, contamos con una Shakira que con su pasión por la música y el vaivén de sus caderas hoy gana lo suficiente para ayudar a miles de niños a educarse con calidad ¡Quién lo diría!… o una María Tafur que mediante su proyecto “Give to Colombia” promueve la donación de extranjeros para apoyar las poblaciones más vulnerables en el país.

Hoy, verás más sobre la necesidad de las mujeres empoderadas, un caso de éxito de una mujer (casi niña) de carne y hueso, y unos consejos sobre lo que necesitas para emprender y por fin lograr ese cambio que eres capaz de hacer en la sociedad y economía.

 

¿Por qué el mundo necesita hoy más mujeres emprendiendo?

 

Verás, la necesidad de mujeres emprendiendo no solo se da en Colombia, sino en toda América Latina. Según un estudio del banco mundial, la mujer representa el 40% de la población activa económicamente, pero solo el 15% de este total son dueñas de su propia empresa o emprendimiento.

Trabajamos para otros fuertemente, a la par con los hombres, o quizás más (si es que el trabajo dentro del hogar se nos reconociese oficialmente), pero no nos atrevemos a empoderarnos de nuestros propios proyectos o negocios.

¿Por qué? Quizás porque pensamos que nuestras ideas no son tan buenas, o porque intentamos ser igual o mejores que los hombres en sus mismas habilidades, cuando lo que realmente se necesita es que nos apalanquemos en lo que nos hace únicas y en nuestras fortalezas y habilidades particulares.

Entonces, justo en esta carencia de protagonismo y ese trabajo duro entregado sin mayor pretensión, es donde se esconden las razones por las que el mundo necesita a la mujer emprendedora colombiana. Somos capaces de trabajar duro impulsadas por la pasión (en el hogar y laboralmente), con personas del otro género (sin pretender más que una relación equitativa), y por causas que trascienden más allá de nuestro propio beneficio. ¡Todo lo que un buen líder emprendedor necesita!

 

Ginna Jiménez, una joven que inspira a creer y apoyar el campo

 

Ahora, si hablamos de una muestra de todo lo que estamos hablando, esa estaría en el caso de Ginna, una joven campesina que con tan solo 18 años de edad ideó la manera de sacar a su familia campesina de una crisis, convirtiendo esta idea en un proyecto que hoy, no solo sostiene a su familia, sino a muchas más familias boyacenses que viven de la producción agrícola.

Se trata de una plataforma digital en la que se comercializan sin intermediarios los productos del campesino directamente al comprador mayorista. Así se liberan los costos y riesgos en la negociación con intermediarios, dejando todas las utilidades a nuestros campesinos, mientras que los compradores se llevan productos de alta calidad y a un precio justo.

Esta idea de emprendimiento tiene como nombre Comproagro, y es una muestra de cómo las mujeres colombianas pueden unir pasión, trabajo, ingenio y tecnología, para transformar necesidades en oportunidades de calidad de vida para ellas, su familia y la sociedad.

 

¿Cómo y cuándo ser una mujer emprendedora?

 

Como ves, no hay límite de edad, necesidad pequeña o idea descabellada. Solo hay que creer, buscar las herramientas y persistir. La respuesta al cómo y cuándo ser una emprendedora puede que ya la tengas tu misma.

Sin embargo, no te vamos a dejar la tarea a ti sola, la idea es apoyarte. Por ello, estos son algunos de los consejos sobre cómo ser una mujer emprendedora exitosa, sin importar el producto o servicio que quieras para tu negocio:

  1. No importa qué tan grande sea tu idea de negocio; te costará el mismo trabajo construir una empresa grande que una pequeña. Solo sueña en grande y trasladando a la realidad paso a paso esa gran idea.
  2. Cree en tu idea y en la necesidad que esta resuelve. Para reafirmar tu instinto, haz un estudio de mercado con profesionales.
  3. Sé consciente del fracaso como un aprendizaje. Quien emprende siempre va a caer pero sabrá levantarse más fuerte.
  4. No te desenfoques, sigue el camino hacia tu objetivo o tu idea. Si no sabes a dónde vas, ningún camino te llevará al éxito.
  5. Empodérate de tu negocio con las habilidades que tienes. Adopta la posición en la que te sientas más cómoda.
  6. Haz crecer tu idea de negocio con un equipo multidisciplinario y con diversidad de género; el resultado es un equipo complementario, sostenible, innovador y con mayor valor.
  7. Haz socios que te permitan empoderarte con tus fortalezas, con lo que te hace única, y a quienes puedas empoderar con lo que no eres tan hábil.
  8. Pide ayuda cuando sea necesario; a las mujeres nos cuesta más hacerlo, pero no puedes salir adelante sola. El networking y otras formas de relaciones públicas son esenciales para encontrar aliados y socios con los que crecer en tu negocio.
  9. Investiga sobre las herramientas y personas que te pueden ayudar a tu idea de negocio. Especialmente, aprovecha el mundo digital y la tecnología para ser visible e iniciar el posicionamiento y crecimiento de tu negocio.

 

¿Ya tienes una idea en la que creas firmemente? Entonces ya tienes el primer paso que necesitamos para ayudarte a ser visible y ser una emprendedora con éxito. En 2PuntoCero somos mujeres emprendedoras las que ayudamos a que otras hagan su sueño de emprendimiento una realidad. Aportar a que tu idea de negocio sea una realidad es el mejor regalo y mención que podemos hacer a la mujer en este día…


The following two tabs change content below.
Químico Industrial y Técnico en Gestión Financiera. Emprendedora por vocación. Experiencia laboral de 6 años en Marketing digital y ventas, en empresas privadas. Empresaria digital. Fundadora y Directora de 2PuntoCero, agencia de marketing digital. Consultora en marketing digital, Conferencista presencial y online.
Share This